Saltar al contenido principal

Niñez, situación y derechos

¿Quiénes y cuántos son?

Niñas y niños son aquellas personas que están en proceso de crecimiento y desarrollo. Por su especial situación, relacionada con la edad, no han alcanzado el suficiente grado de madurez para ejercer su autonomía, por lo que requieren una protección especial por parte de su familia, el Estado y la sociedad.

El desarrollo físico, intelectual y emocional de las niñas y niños en los primeros años marca profundamente las características de las restantes fases del ciclo la vida. Durante los primeros años la alimentación, el cuidado, el afecto, las condiciones sociales, culturales, económicas tienen un importante impacto en el desarrollo integral de niñas y niños.

Si bien es cierto, el desarrollo en las diferentes áreas, personal, intelectual, social y cultural ocurre durante toda la vida de las personas, es en los primeros años en donde se afianza las características, habilidades y destrezas del ser humanos, por tanto niñas y niños requieren de una atención y protección prioritaria, necesaria para asegurar su ejercicio de derechos y potenciar el desarrollo integral durante todo su ciclo de vida. Esta diferenciación se conoce doctrinariamente  como el principio del interés superior del niño.

Por tanto, el Estado, la sociedad y la familia deben asegurar de forma prioritaria el desarrollo integral de las niñas y niños, y promover el ejercicio pleno de sus derechos; lo que significa tener acceso a la educación, salud, recreación, deporte, participación y, servicios de protección o cuidados, en un ambiente cálido, familiar y seguro.

En Ecuador, a pesar de la vigencia de una legislación que los reconoce como sujetos plenos de derechos y que dipone la obligación del Estado, la sociedad y la familia de asegurar sus derechos, las niñas y niños siguen viviendo en una particular situación de desigualdad y violencia.

En el país, las niñas y niños representan el 24% del total de ecuatorianas y ecuatorianos (INEC 2010).

Políticas, programas y proyectos

La Agenda Nacional para la Igualdad Intergeneracional ha priorizado las siguientes políticas:

  • Erradicar el trabajo infantil, la mendicidad y la situación de calle de niñas y niños.
  • Promover la protección y atención especializada en el sistema de justicia.
  • Combatir la desnutrición, la malnutrición y promover una vida saludable.
  • Fortalecer los programas de desarrollo infantil y educación inicial.
  • Prevenir y erradicar las violencias en la escuela, la familia y la vida cotidiana asegurando la restitución y reparación de los derechos.
  • Promover la desinstitucionalización de centros de acogimiento, evitar la separación de la familia y/o garantizar formas alternativas de cuidado.
  • Proteger los derechos de niñas y niños con diversidad sexo genérica para erradicar la discriminación y violencia.

Los programas, proyectos y estrategias que atienden a niñas y niños son:

  • Plan Toda Una Vida.
  • Pacto con la Niñez.
  • Programa de acogimiento familiar e institucional a cargo del MIES.

Derechos específicos de las niñas y niños

Derechos de supervivencia:

–    A la vida.
–    A conocer a sus progenitores y mantener relaciones afectivas personales, regulares, permanentes con ellos y sus parientes.
–    A tener una familia y a la convivencia familiar; niñas, niños y adolescentes tienen derecho a vivir y desarrollarse con su familia biológica excepto cuando esto sea imposible o vaya en contra de su interés superior.
–    Protección prenatal.
–    A la lactancia materna, para asegurar el vínculo afectivo con su madre y un adecuado desarrollo y nutrición.
–    Atención en el embarazo y parto, en condiciones adecuadas, tanto para la niña o niño, como para la madre, especialmente en caso de madres adolescentes.
–    A una vida digna, en condiciones socioeconómicas que permitan su desarrollo integral, una alimentación nutritiva, equilibrada y suficiente; recreación y juegos, educación de calidad, vestuario y vivienda con todos los servicios básicos.
–    A la salud, acceso permanente a servicios de salud públicos y medicinas gratuitas.
–    A la seguridad social, a sus prestaciones y servicios.
–    A un ambiente sano.

Derechos de desarrollo:

–    A la identidad, a un nombre, nacionalidad, relaciones de familia.
–    A conservar, desarrollar, fortalecer y recuperar la identidad cultural, así como los valores espirituales, culturales, religiosos, lingüísticos, políticos y sociales.
–    A la identificación, deberán ser inscritos de manera inmediata y con los correspondientes apellidos paterno y materno.
–    A la educación que sea de calidad, respete la cultura del lugar, convicciones éticas, morales, religiosas.
–    A la vida cultural, a participar libremente en expresiones de carácter cultural.
–    A la información, a buscar y escoger información, que sea adecuada, veraz, pluralista y que brinde orientación y educación crítica.
–    A la recreación y al descanso, al deporte, a la práctica de juegos en espacios apropiados, seguros y accesibles, y en especial de juegos tradicionales.

Derechos de protección:

–    Derecho a la libertad personal, dignidad, reputación, honor e imagen.
–    Derecho a la privacidad y a la inviolabilidad del hogar y las formas de comunicación.
–    Derecho a la reserva de la información sobre antecedentes penales.
–    Derecho de las niñas, niños y adolescentes con discapacidades o necesidades especiales.
–    Derecho de las hijas e hijos de las personas privadas de libertad.
–    Derecho a protección especial en casos de desastres y conflictos armados.
–    Derecho de los niños, niñas y adolescentes refugiados.

Derechos de participación:

–    La libertad de expresión, buscar, recibir, difundir ideas salvo aquellas que atenten el orden público, la salud, la moral pública o los derechos y libertades de las demás personas.
–    A ser consultados en asuntos que les afecte.
–    A la libertad de pensamiento, conciencia y religión.
–    A la libertad de reunión de manera pública y pacífica.
–    A la libertad de asociación con fines lícitos, sin fines de lucro, especialmente para asociaciones estudiantiles, deportivas, culturales, laborales o comunitarias.

Además, en los últimos diez años, el Ecuador ha implementado políticas públicas explícitas relacionadas con los derechos de niñas, niños y adolescentes, algunas como continuidad de esfuerzos sociales previos y otras como parte de una consolidación del papel rector del Estado.
No se puede olvidar que antes de 2006, el Ecuador vivía una democracia endeble orientada por una visión neoliberal que procuraba más el fortalecimiento del mercado, sin políticas fuertes en favor de los seres humanos.
Es por eso que queremos compartir el informe de logros que abarca los aspectos en niñez y adolescencia como reformas en el sistema de justicia especializada, medidas de protección y medidas socioeducativas en caso de adolescentes en conflicto con la ley; erradicación del trabajo infantil, desarrollo infantil desde la primera infancia, participación de niñas, niños y adolescentes y servicios de protección especial para niñez y adolescencia. Además, otros aspectos como los que han contribuido a la disminución de la pobreza, universalización de la educación, ampliación de servicios de salud, mejora del sistema de justicia, acceso a la tecnología, entre otros; durante la década 2006 – 2015.

Descarga aquí el informe: Cumplimiento de derechos de niñas, niños y adolescentes en el Ecuador

Actualizado CNII 2019.